Si no va a navegar durante los próximos meses, es el mejor momento para contratar el servicio de pupilaje e invernaje del barco. Así su embarcación podrá permanecer en nuestros hangares hasta el inicio de la próxima temporada.

El invernaje es el periodo en el que la embarcación se usará poco o nada. Es por lo tanto el momento más adecuado para llevar a cabo trabajos rutinarios y pendientes de mantenimiento, y debe empezar cuando el usuario ya no va a utilizarlo por un periodo largo de tiempo.

Podemos destacar dos tipos: invernaje a flote, cuando se realiza en el propio amarre. Y el invernaje en tierra o pupilaje, cuando se realiza fuera del agua, ya sea en el varadero u otras instalaciones náuticas.

Ventajas de invernar el barco

El invernaje del barco es sin lugar a dudas la mejor inversión de ahorro para evitar las averías que, de no realizar un invernaje correcto, podrían aparecer en la siguiente temporada.

De esta manera, se aprovecha el tiempo en el que no va a utilizar su embarcación para revisar su estado a fondo y preparar la siguiente temporada de navegación con un adecuado mantenimiento: añadiendo los aditivos en motor y tanques, engrases, verificación grifos/cierres, resguardado del equipo electrónico, etc. 

Mientras que, si opta por el pupilaje, el invernaje en tierra le permitirá mantener su embarcación a salvo del efecto del ambiente salino que actúa sobre la embarcación mientras esta permanece estática en su punto de amarre, y es por lo tanto la mejor acción preventiva para mantener su embarcación.

Al extraer del agua se puede limpiar a fondo y tratar su casco e interiores. Y protegiéndolo del salitre, la humedad y la corrosión en general, permite alargar la vida de todos los componentes de la embarcación y sus conexionados eléctricos y electrónicos

No olvide que, con un buen mantenimiento, se invierte en la seguridad del barco y sus tripulantes. No ponga en riesgo su familia y amigos. Evite problemas y reparaciones innecesarias, con una buena prevención.

Servicios de invernaje en el agua

Si desea un invernaje a flote y mantener la embarcación en su amarre, también puede contar con los servicios de mantenimiento de Hermanos Guasch para llevar a cabo todas las revisiones y mantenimiento que su embarcación necesite, tanto en el casco, como el motor y los equipos de a bordo.

Disponemos para ello la opción de un Forfait de Mantenimiento específico para cada tipo de embarcación y eslora, donde nuestros operarios especialistas procederán a todas las intervenciones específicas para su hibernación, incluyendo limpiezas, engrases, vaciado, aditivos, etc.

Además de nuestro servicio de mantenimiento periódico mensual, con la que revisaremos periódicamente su embarcación a través de la inspección visual, el arranque de motores, y la limpieza de la embarcación, garantizando así que su embarcación esté siempre cuidada y en perfecto estado siempre que quiera disponer de ella.

Servicios de invernaje con pupilaje en Hermanos Guasch

La mejor opción de invernaje si la embarcación va a estar sin uso por un periodo largo de tiempo es en tierra firme, resguardada de las inclemencias del tiempo y del ambiente salino, además de todas las ventajas que representa el invernaje en sí.

Nuestras fórmulas de Invernaje con Pupilaje satisfacen las necesidades específicas de cada cliente, adaptadas a cada tipo de barco y eslora, e incluyendo todos los trabajos y tareas necesarias para su embarcación desde el momento en que decida dejar de navegar.

Nuestro servicio Forfait de Invernaje con pupilaje incluye las varadas, botaduras y transporte de la embarcación hasta nuestras instalaciones, donde quedarán resguardadas y protegidas contra los vientos y tormentas del invierno. Su embarcación descansará en naves privadas, cubiertas, sin acceso a paseantes y con video-vigilancia las 24h. Con un seguro a TODO RIESGO durante toda la estancia, y garantizando la custodia de todos sus efectos personales.

Con el pupilaje se puede limpiar exhaustivamente su embarcación y componentes: todo el interior, exterior, sentinas, lonas, moquetas, etc. de forma más rápida, eficaz y a un menor coste.

Además, el pupilaje de embarcaciones facilita el chequeo, ya que al sacar el barco del agua se puede comprobar y verificar mucho mejor el correcto funcionamiento de todos los elementos mecánicos y electrónicos, así como el mantenimiento del motor y la transmisión e inclusión de consumibles que requiera (aceite, filtros, bujías, turbinas).

Y cuando desee volver a navegar, transportaremos su barco desde nuestras instalaciones hasta su amarre para dar inicio a la próxima temporada.

En Hermanos Guasch, nuestra misión es que puedan disfrutar al máximo de la náutica de recreo. Confíe en nuestros servicios de mantenimiento y disfrute de la mejor temporada de navegación.