Hermanos Guasch distribuidor oficial de embarcaciones Sasga Yachts

  • Hermanos Guasch incorpora a su cartera las emblemáticas menorquinas, que armonizan innovación y gran calidad constructiva.
  • Las menorquinas Sasga aseguran un excelente compromiso entre rendimiento y eficiencia en los diferentes modelos de la gama, con unidades de 34, 42, 54 y 68 pies.
08/11/2018
Publicado por: Hermanos Guasch

Hermanos Guasch y Sasga Yachts han cerrado un acuerdo de distribución en virtud del cual Hermanos Guasch será concesionario del astillero de Menorca, especialista en la fabricación de menorquinas de alta calidad constructiva y amplias posibilidades de personalización.


Con la incorporación de dichas embarcaciones en la cartera de productos de Hermanos Guasch, la compañía complementará su oferta náutica con un tipo de barco que destaca por su gran personalidad, de estilo elegante y emblemático, y que se dirige a usuarios con un gusto muy personal, a los/as “amantes” de las embarcaciones tipo llaut.

En este sentido, el potencial cliente de las menorquinas Sasga podrá configurar hasta el más mínimo detalle su embarcación, ya que la construcción artesanal de estos barcos permite un alto nivel de personalización: maderas, telas, acabados, opciones, etc.

Tras la firma del acuerdo, Hermanos Guasch comercializará las embarcaciones de Sasga Yachts y prestará los servicios técnicos y de atención al cliente asociados.

De hecho, el equipo de la empresa con sede en L’Hospitalet de l’Infant ya está trabajando conjuntamente con Sasga y ha viajado hasta la sede del astillero para conocer de primera mano los detalles del proceso de construcción artesanal de dichas embarcaciones.

 

Alta calidad y tecnología: emblemas de Sasga Yachts

Hermanos Guasch ha apostado por Sasga Yachts para satisfacer a navegantes exigentes que buscan embarcaciones seguras y de primera calidad, realizadas de forma tradicional, pero sin renunciar a las últimas innovaciones tecnológicas. Dicha amalgama de características se concreta en unas embarcaciones únicas para navegar: barcos marineros, muy estables, con toda la esencia de aquello que  caracteriza a las menorquinas y con un rendimiento que permite alcanzar una velocidad de crucero de 16-17 nudos y una velocidad máxima de 22-23 nudos.

Buen ejemplo de ello es el Menorquín 34, una embarcación de aspecto clásico y 10m de eslora, especialmente optimizada para dar cabida a dos o tres camarotes. Además, el barco destaca por su ancha bañera, un cómodo solárium de proa elevado y un puesto de gobierno cómodo y de impolutos acabados. Propulsado por 2 motores de 300cv, la menorquina ofrece una navegación muy confortable y segura, y una excelente maniobrabilidad, hecho que facilita las maniobras en puerto.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…

Deja un comentario